Feb 17 2015

Delitos de odio

Maribel y Daniel«Hoy…: los delitos de odio.

Delitos de odio contra personas sin hogar. De eso hablamos hoy. Un vértigo pero sobre todo una intolerable indecencia social cuya incidencia transita en porcentajes pero no en estadísticas concretas, y ahora explicamos porqué. Antes, esos porcentajes que dicen que cada 5 días muere una persona sin hogar y que un tercio de esas muertes se producen por agresiones. A mayores: en encuestas realizadas a personas sin hogar se coincide en el dato de que la mitad de los encuestados dicen haber sufrido agresiones por su condición de persona sin hogar.

Con todo, estamos casi ante un delito invisible porque las víctimas, por su propia condición o situación no denuncian; y los testigos, cuando los hay, pocas veces lo hacen. Un ejemplo: en 2013 se cometieron en España, según Interior, 2000 delitos de odio; sólo 4 contra personas sin hogar. Y es que cuando estos delitos trascienden es porque los autores han sido pillados casi in fraganti o cuando víctimas o testigos se lanzan a la maratón de la denuncia.

María Ángeles, la mujer agredida en un cajero por dos jóvenes, en una calle de Torrent (Valencia).  JOSÉ JORDÁNEjemplo de ello son dos casos conocidos en las últimas semanas: la detención en Torrent, Valencia, de dos jóvenes por apalear a una mujer en el cajero en que dormía, o la detención en Pozuelo de Alarcón, Madrid, de 6 tipos por diversas agresiones.

Sí que la policía tiene un plan de actuación pero para que se active debe de haber denuncia. Y, a mayores, para que ese tipo de delitos de odio contra personas sin hogar conlleven la pena que se merecen, debería incluirse una modificación penal que considerase agravante la condición de sinhogarismo de la víctima.

Para conseguirlo y para cuantificar el número de estos delitos, acaba de ponerse en marcha el observatorio de los delitos de odio contra personas sin hogar que constituyen diversas organizaciones como la Fundación Rais, y que se aglutinan en torno a la plataforma Hatento.org.

fotonoticia_20141126183038_644[1]De ellos hablamos hoy, pero antes, y sobre todo, hablamos con una víctima de este tipo de delitos.
Se llama Daniel, es argelino, tiene 64 años… más de la mitad de los cuales los ha pasado en España. Se quedó sin trabajo y se convirtió en persona sin hogar; viviendo en la calle fue apalizado por unos chavales que andaban de fiesta. Sucedió en Madrid.

Y para que estos delitos invisibles dejen de serlo, desde Rais Fundación se ha impulsado la creación de Hatento, el observatorio de los delitos de odio a personas sin hogar. La coordinadora de ese observatorio es Maribel Ramos que también nos acompaña».

Y ahora ya: ¡a escuchar!

Antes, te recuerdo: puedes escuchar Las Crónicas Del Vértigo los martes a las 10:45 en Las Mañanas de RNE. Además, puedes seguirnos en Twitter, @cronicasvertigo , y puedes contactar con nosotros y contarnos lo que quieras aquí: lascronicasdelvertigo@gmail.com

A cuidarse!!


May 27 2014

Reconstruir Personas Sin Hogar

1«Hoy vamos a reconstruir personas…, personas sin hogar.

Personas sin hogar…, 40.000 se estima que hay en España, y decimos “se estima” porque, además de la espesa invisibilidad que existe, no hay estadísticas actualizadas. La última es de hace 2 años, es del Instituto Nacional de Estadística, y hablaba de 23.000; pero las entidades y organizaciones que se ocupan de esta realidad, pura cara B de la vida, no coinciden con ese dato y prefieren hablar de 40.000.

Sea como fuere, son demasiadas. Además, y en todo caso, lo cierto y verdad es que de 2009 a 2013, durante la devastación de la crisis, el número de personas sin hogar se ha duplicado. Pero aún más, porque, a mayores, cada vez es más cierto y real que “esto” te podría pasar a ti.

2El “porqué” de ese “te podría pasar a ti” está en una mezcla de factores, por desgracia casi ya demasiado comunes: pérdida de trabajo igual a falta de ingresos; una ruptura familiar que, unido a lo anterior, implique una falta de red de apoyo (alguien que te pueda echar una mano); y una depresión que se traduce en pérdida de autoestima, aislamiento y/o coqueteos con el alcohol. Todo eso con, digamos, “una cierta edad”.

Es el caso de uno de nuestros invitados de hoy: Pedro, que pasó de ser director general y reconocido publicista, a vivir en la calle. La crisis le golpeó de lleno, tanto que se quedó sin trabajo, y eso coincidió con una separación. Lo uno y lo otro, más hipoteca y otros gastos y cero ingresos, más un sentimiento de vergüenza profesional y social, le embocó a primero un aislamiento y al momento a una depresión, y cuando quiso darse cuenta estaba durmiendo en la calle o entre albergues y comedores sociales.

BoojEYCIIAEeKGJ[1]Ahora Pedro está en pleno proceso de reconstrucción con la ayuda de nuestro otro invitado, Jorge, que es sociólogo y trabajador social en Rais Fundación, fundación red de apoyo a la integración sociolaboral. Una entidad no lucrativa que desde 1998 trabaja en la reconstrucción de personas; ellos lo llaman “integración social y laboral de personas en situación o riesgo de exclusión social, especialmente de las personas sin hogar”. El año pasado atendieron a más de 6.000 personas con un porcentaje de éxito superior al 40 por ciento. ¿La clave?: ayudar a las personas sin hogar a buscar y encontrar un sentido vital nuevo, a reencontrarse con las emociones, a tratar de que vuelvan a sentirse personas con nombre y apellidos y que se quieran, que vuelvan a querer y se les escuche. En definitiva, que vuelvan a creer en ellos mismos, reconstruir personas.

Eso es justamente lo que Jorge Ferreruela, de Rais Fundación, está haciendo con Pedro Beilin».

Y ahora ya: ¡a escuchar!

Antes, te recuerdo: puedes escuchar Las Crónicas Del Vértigo los martes a las 11:30 en Las Mañanas de RNE. Además, puedes seguirnos en Twitter, @cronicasvertigo , y puedes contactar con nosotros y contarnos lo que quieras aquí: lascronicasdelvertigo@gmail.com

A cuidarse!!