Oct 22 2009

Fiasco en los presupuestos, preguntas sobre Caja Madrid, y una exclusiva musical

Lo temido se hizo realidad: el primer asalto del debate presupuestario terminó en fiasco y si hace unos días titulábamos “presupuestos: la política se hace carne” ahora el titular queda “presupuestos: ni carne ni pescado”.

El gobierno no aclaró lo que debía aclarar y en consecuencia todo está por escribirse porque por la izquierda dan por hecho que habrá cambios pero  por la derecha que apoyó el primer trámite parlamentario también dan por hecho que habrá cambios. El resultado del jeroglífico debe estar (o debería estar) cocinándose con lo que en este minuto lo único cierto es que quién sabe.

En cuanto a los rehenes de la gurPPel con el capataz Rajoy al frente…: ná de ná. Volvió (volvieron) a esconder sus cartas en un sospechoso mimetismo respecto al gobierno aplicándose a rajatabla (como también los otros) aquello del “cuando hables de negocios nunca digas en voz alta lo que estés pensando”.

Fiasco pues: la política no se hizo carne, al menos todavía, y tampoco se hizo pescado. ¡Viva el no sé si voy o si vengo!

Y con las cuentas en el “ya veremos”, con lo Caja Madrid se está perpetrando un ajuste de cuentas rebosante de sospechas en su gestación y de resultados imprevisibles. Aguirre quiere el control máximo y ella es tan despiadada como inasequible; Rajoy quiere meter baza para cercenarle a ella el poder absoluto que persigue; y un tal Gómez anda coqueteando con el funabulismo en su permanente búsqueda de “su espacio” y de “su ser”. Bonito panorama e interesantes duelos, y si no váyase buscando respuestas a preguntas como estas: ¿quiere de verdad Rajoy imponer a Rato para compensarle al tiempo que desterrarle? ; ¿por qué quiere Rato Caja Madrid? o casi mejor ¿por qué Rato elige Caja Madrid para (re) hacer política? ; ¿por qué Gómez apoya a Nachete González habiéndose llegado incluso al reparto de cargos? ; ¿lo hace Gómez por aquello de que si no puedes con tu enemigo alíate con él, más cuando Gómez y el enemigo con el que establece alianza tienen un peligroso enemigo común (al menos uno)? ; ¿por qué (y para qué) hace Gómez lo contrario de lo que dicen sus jefes? ; ¿está harto de ellos o ellos de él? ; y por último, ¿piensan en algún momento todos los mencionados en los clientes de Caja Madrid o como siempre sólo se escuchan a ellos mismos y al resto que les den?

Charolito no tiene respuestas aunque sí teorías que puede que vaya  desgranando en próximas entregas. Esta de hoy concluye con un estreno musical interesante y golosa: el avance del nuevo disco de los extremeños El Desván Del Duende. Una banda a tener en cuenta, ojo a las letras.

 

A cuidarse!!!