Dic 29 2009

¡Adiós, nueve cabrón!

Como diría la abuela de Charolito, «tanta gloria lleves como paz nos dejas»… Charolito, diplomático lo justo, escupe una especie de sinónimo y lo encarama a titular: «¡adiós, nueve cabrón!»… Y añade…: «vete ya de una puta vez».

El nueve (cabrón) puede ser resumido en el momento de balancearlo con apenas dos palabras: decepción y engaño. Sus porqués son varios, a saber:

-decepcionó y engañó Obama que comunicar lo hace como nadie pero hacer lo que se dice hacer… pues de momento «kas». Guatánamo sigue y seguirá aunque con otro nombre y en Illinois. En Irak se sigue matando y malviviendo como hasta ahora porque nada cambió (él), y en Afganistán se matará y se morirá aún más porque (él) en vez de más paz se ha enviado y envía más guerra. Además, y por si fuera poco, ahora fija en su diana a Yemen y de paso anuncia que meterá policías (sherifs) en los aviones. Es Obama, el Premio Nobel de la Paz (????).

-decepcionó y engañó el paripé climático de Copenhague de donde no salió más y mejor medioambiente, y sí mucho autoritarismo indiferente y egoísta. La prueba está que si preguntas por conclusiones de la cumbre no encontrarás como respuestas más que la violentísima e irracional actuación policial, y el anacrónico encarcelamiento de López de Uralde de quién por cierto no se escucha a la autoridá ninguna acción o gestión para que le sea devuelta la libertad (las libertades) que le fueron robadas.

-decepcionó y engañó la cofradía de los gurPPelianos que ni han hecho ni han dejado hacer,aunque sí han hecho mucha pasta y han dejado hacer enormes negocios. El caso fue mucho caso pero de pronto dejó de serlo lo que sugiere la sospecha (todo lo sospechoso es probable) de algún tipo de cambalche en la línea de que lo mismo son muchos y son más los apandadores y beneficiarios y por eso lo mejor es dejarlo pasar y aquí paz y después gloria. Qué asco.

-decepcionó y engañó el cómo se gestionó la crisis insaciable y despiadada. Las medidas que se tomaron fueron carroñeadas con insultante voracidad de tal modo que una vez más fueron pocos los beneficiados y muchos (muchísimos) los perjudicados y damnificados. Tan es así que, para mayor vergüenza universal, el provecho de unos pocos ha sido mayor que la desgracia de muchísimos. Los ricos son tan ricos como antes, o lo mismo un poco más; se mantienen o crecen los que ocultan sus tesoros en las SICAV y presumen de ello sin que nadie haga nada; y los empresarios se lamentan y lloriquean pero no sólo no bajan los precios sino que se pavonean de incumplir sus obligaciones con todos (a través del estado) y venden lo que ya no tienen pero quedándose con la pasta (¿verdad Gerardo?).

-decepcionó y engañó la sanidad universal (planetaria que diría alguien) con la gripe A que no fue tan asesina como se dijo pero que sí sirvió para que se enriquecieran los de siempre sin que nadie se ruborizase siquiera viendo cómo se gastó un pastizal (y se pagó) para ahora no usarlo y guardarlo (si no tirarlo), porque el dinero no se devuelve y si te he visto no me acuerdo.

-…..

Podríamos seguir hasta el infinito (y más allá) pero no es el caso porque no es bueno que me abandonen mis neuronas y mis escrúpulos. Sí es cierto que también hubo «güeno» pero ya se sabe que lo bueno no vende. Vende lo malo y lo peor, y tienen caras (lo malo y lo peor) que son y serán duras pero también amplias para recrearse partiéndolas cuando llegue la ocasión (que llegará): las de quienes parecieron de fiar y no lo fueron demostrando que lo que parece nunca es, y las de quienes fueron de fiar hasta que se afanaron con celeridad y sin miramientos en dejar de serlo. Triste tristísimo pero como dicen un refrán y Charolito: la vida termina poniendo a cada cuál en su sitio, y el que tiene la moneda la cambia.

¡Adiós, nueve cabrón! Vete cuanto antes y sé borrado y extinguido. Te lo ganaste a pulso. En cuanto al diez…: ¡que devuelva lo que el nueve robó!

A cuidarse!!!

 


Dic 15 2009

Al enemigo ni agua

Ese viejo dicho travestido en orden por Nanin Rajoy lo llevaban prendido en sus solapas los barones y la marquesa de la cofradia gurPPeliana en el inocuo cónclave de ayer en el Senado. Tan prendido lo llevaban que parecía tatuado y la prueba es que horas antes de comenzar el concilio ya lo predicaban ante cada micrófono que encontraban a su paso camino del encuentro. Lo hacían, además, en plenitud de sus facultades mentales y políticas, absolutamente convencidos de la estrategía, plenamente mimetizados con el carroñerismo y la rapiñería electorales.

Craso error, tremendo error, colosal equivocación a ritmo de letanía que por mucho que quisieran no podían dejan de escuchar al fondo de sus neuronas: «de victoria en victoria hasta la derrota final». Y es que ya lo define otro dicho popular, «engordar para morir», aunque tampoco quisieran verlo («que no, que no quiero verlo»).  Porque lo cierto es que si la jugada les saliera bien tendrían que gestionar un erial con una aplastante mayoría de animadversión ciudadana (¿es de suponer?), mientras que si les saliera mal se «extinguirían» (¿es de suponer?) durante una buena temporada por la (teórica) repulsión ciudadana al rapiñeo y al carroñerismo.

Es una obviedad que la tremendamente delicada situación obliga al «todos a una», y precisamente por ello es obligado preguntarse quiénes son todos o reflexionar sobre el «ya no sé si soy de los nuestros». Entretenidos en eso, en «el entre tanto» conviene recordarles, a unos más que a otros, otro par de frases cinematográficas: «nunca digas en voz alta lo que estás pensando», y «dime que me quieres aunque sea mentira». Pónganse a ellos (¿pongámonos?); háganlo los señalados (¿culpables?) pero también mayorales y caporales: ¿al enemigo ni agua? o ¿no será mejor tener al enemigo en nuestra agua?

 

A cuidarse!!!

PD: un apunte final sin relación con lo anterior sino al rebufo de la caótica cumbre climática de Copenhague que o mucho cambian las cosas (y tiene pinta de que va a ser que no) o terminará en fracaso planetario: «un informe de la organización Oceana dice que menos del 1% del Cantábrico está protegido». Lamentable.

PD2: hoy de la discoteca de El Foro…, versiones y coincidencias. Escucha!


Sep 15 2009

Rajoy, Sarkozy y Solbes

Nada tienen hoy en común (que se sepa) salvo que son nombres propios de la actualidad y por ello merecedores de ser posteados por Charolito.

Del Nano, ayer decíamos que vuelve a echarse al monte para como diría su mentor Jóse ladrar rencor por las esquinas. Lo va a hacer al menos dos veces en el plazo de 20 días y es comprensible que esté ahora mismo concentrándose para el pancarterismo, que tanto criticó, a base de brocha y pintura  pergeñando lemas contra el gobierno y por derivación contra las mujeres (ley del aborto) y contra los trabajadores (ni apoya las medidas contra la crisis ni trabaja contra la crisis). Ajetreadísimo por tanto el registrador de la propiedad, aún ha tenido un par de minutos para dictar su última lección de la asignatura «cómo echarse al monte»: boicot al pacto antitransfugismo. Lo justifica en el despropósito de Benidorm pero a Charolito la coartada no le convence ni le despista porque lo lógico y lo obvio, «lo normal», es que Rajoy boicotee la reunión del Pacto porque cómo va a dar lecciones sobre transfugismo el sumo catedrático en la materia. Ni lecciones ni siquiera pistas, a él le van a hablar de transfugas, por muy bien pagado que estuviera.

Rajoy en el monte y Sarkozy en el arrabal. Este tipo que se hace rodear de bajitos para ser el más alto acaba de tener una idea…, pongámonos en lo peor y haremos bien: «Sarkozy pide que el PIB mida la felicidad». Charolito lo lee y da un respingo que ningún acróbata superaría: vamos no me jodas, éramos pocos y parió la abuela. Haga el favor don nico de no reirse de la gente, mas cuando su superavit de felicidad, si lo tiene pese a ser bajito, lo habrá obtenido de jugar a los médicos con la cupletera. Menos vacile y más realidad, si algún insensato le hiciera caso habría que buscar el fondo de los PIB’s en lo más hondo de las simas abisales. ¿O es que no sabe lo de la crisis, el paro, el hundimiento del consumo, la desesperación del personal?… ¿Es que no hay de eso en su idílico mundito del cuplé y del detesto las alturas?

Y Solbes. Que se va, que se ha ido ya y casi por prescripción médica porque cuentan que ya empezaba a ser alarmante verle silbando y canturreando todo los ratos de cada rato lo del «harto ya de estar harto ya me cansé». Pedro (no el abuelo de Heidi) lo deja y hay quien ve en su retirada un remeic del «que no, que no quiero verlo» porque es obvio que cuando pase la recesión vendrá otra totalmente autóctona y forzosa en tanto que habrá que pagar el coste del desaguisado lo que se traduce en un déficit desatado en el 10% que habrá que volver a amarrar al 3%.  Sea o no sea por eso, a Charolito lo que le viene a la cabeza es ese refrán que dice «no hay mal que por bien no venga» y se remite al post de ayer.

A cuidarse!!!


Sep 7 2009

Es acojonante (2ª parte): lo que Rajoy No dice y lo que SÍ dice

Le hemos leído en el chat de «El Mundo» y ha sido como leer el prospecto del aceite de ricino: no dice  nada y tiene el mismo efecto.

Empecemos por lo que SÍ dice, no tiene desperdicio. Un parado de 56 años y a punto de quedarse sin prestación le pide que le aconseje qué hacer y la respuesta es de las de mear y no echar gota: «primero que no se rinda nunca… Piense que hay futuro». Por desgracia no le dejaron repreguntar ni siquiera opinar sobre la respuesta. Una contestación ante la que no cabe otra disyuntiva que  la de …: «no sé si cortarme las venas o dejármelas largas».

Y ahora vamos con lo que NO dice; tampoco tiene desperdicio. La plantean en varias ocasiones por sus soluciones para la crisis y en todas y cada una de las respuestas repite cansinamente «un plan de austeridad y control del gasto público». Es decir, exactamente lo que hace Gallardón, o Camps, o … ¿O es que quizás el Nano no sabe lo que hacen sus conmilitones? ¿O sí lo sabe pero prefiere callárselo y por tanto engañar?. Bonito verbo ese, por cierto, porque entre sus recetas para solucionar la crisis, las de Rajoy, subraya: … «y sobre todo decirle a la gente la verdad para generar confianza»… Ahí tampoco se le pudo repreguntar ni opinar pero lo puso a huevo: ¿decir a la gente la verdad como hace Camps cuando afirma que «se paga los trajes», algo que la justicia ha dicho que es mentira? ¿Generar confianza como hacen Fabra, Matas, etc?… ¿Decir a la gente la verdad es no decir a la gente que si gobernase despedir sería más barato?

Así es este señor y así de bien y de acertadamente le dibujó el grandísimo Forges…

 

rajoy-forges1

 

 

 

Como dice mi buen amigo Chojin, «rie cuando puedas, llora cuando lo necesites». Y como decía mi abuela, «que dios nos pille confesados».

A cuidarse!!!

 


Ago 21 2009

¿Subir impuestos?… SICAV para todos!!!

La sensatez más básica y elemental indica que lo de pagar impuestos no es como lo de pagar a escote.

La sensatez más básica, elemental y primaria señala tozuda y acertadamente que los que más tienen deben poner más que los que menos tienen.

El sentido común más simple y más común dictamina que en tiempos jodidos hay que joderse y apretarse el cinturón, y que es justo (y obligatorio) que se lo aprieten más los que tienen un cinturón más grande.

Estamos (o deberíamos estar) de acuerdo y entonces a partir de ahí no cabría más discusión: que pague más el que más tiene. Sin embargo hay cosas que pasan y que no deberían pasar como por ejemplo que me devuelvan 400 euros a mi y que hagan exactamente lo mismo con pongamos Botín que tiene el dinero por castigo. Eso no es justo, ni decente, ni mucho menos progresista. Y tampoco es justo ni decente ni progresista que se suban los impuestos indirectos porque afecta a todos por igual con independencia de tener el dinero por castigo o tener como castigo estar siempre, o casi siempre, a la cuarta pregunta.

Ahora se plantea de nuevo una subida de impuestos para costear los estratosféricos desaguisados del cornalón económico, y el anuncio nos lleva a entonar, por desgracia, lo del «pongámonos en lo peor». De hecho ya estamos en ello, ya estamos puestos en lo peor, porque al explicar el anuncio es inevitable recordar, porque el dato es el dato, que los que más tienen (los que tienen el dinero por castigo) se escaquean con todo el morro y con total bendición a través de un sistema llamado SICAV que traducido es «sociedades de capital variable que sólo pagan el 1% de impuestos». Acabáramos!!!! Se institucionalizó la trampa con el agravante de que no es una trampa para todos.

En consecuencia, y antes de entrar al fondo del asunto sobre si se deben subir o no los impuestos…, mucho antes hay que tomar una medida higiénica, profiláctica,  y hasta desinfectante: hay que meter mano a las SICAV cuanto antes. Si no es así, fácil solución: SICAV para todos.

Mientras no se haga, y a mi no me digas que no se puede que diría mi buen amigo El Langui, apárquese lo de la subida de impuestos, que puta la gracia que le hará el anuncio a todos y cada uno de los millones de parados. Más de uno de ellos, por cierto, se plantea si no se habrá sacado el debate fiscal para tapar el descalzaperros de las ayudas a parados sin paro.

En fin, lo dicho…: o SICAV para nadie o SICAV para todos. Y luego después hablamos de subida de impuestos…, de cuáles, de a quiénes, de cómo, o de cuándo.

A cuidarse!!!!