Gramática para todos

Apreciado ministro de educación, querido Ángel:

Me dirijo a tí desde este Foro, que no es el mismo que compartimos tantas tardes pero que intenta serlo (te pondré de hecho una de «tus» canciones), para permitirme cursarte una sugerencia que estimo tan urgente y necesaria como posible.

Acaba de presentarse un «obrón» titulado «Nueva Gramática de la Lengua Española» que a mi juicio tiene una dimensión social estratosférica. Tanto como que debería ser obligatorio que estuviera en todas las casas igual que antes, cuando de pequeños, en los aparadores y estanterías había kilométricas enciclopedias que nuestros padres compraban a plazos con muchísimo esfuerzo, y que de inmediato se convirtían en caudalosos manantiales de conocimiento en los que era divertidísimo chapotear y sumergirse. Ahora las nuevas tecnologías han permitido ahorrar espacio en esos estantes aunque me temo que el efecto no es ni parecido porque en nada se parece hojear aleatoriamente con pegarse con un ordenador aunque el «bicho» sea utilísimo. Sea como fuere, y aunque fuese en formato informático, insisto: debería ser obligatorio que todos (TODOS) tuviésemos ese impresionante manual.

Se me ocurre por ello que ahora que estamos «entrañablemente navideños», y que empresas, organismos, y particulares se desviven regalando cestas, agendas, y variados detalles (todos ellos con mucho de inutilidad intrínseca), se produjera un gesto «INVERSOR», mucho más provechoso que las bombillas de mi/nuestro amigo Miguel, y se hiciera llegar cuanto antes a TODOS esa Nueva Gramática de la Lengua Española. Sería un coste sin duda pero nunca un derroche sino una INVERSIÓN, y en todo caso por mucho coste que supusiera estoy seguro que sería mucho más provechoso y rentable que un par de campañas publicitarias con el sello «Gobierno de España».

Aplaudí hasta romperme las manos la iniciativa (imprescindible, vital) de dar un ordenador a cada alumno, y, aunque largo me lo fies, creo recordar que el coste no era excesivo y sí asumible (por necesario). Qué mejor complemento que «a cada alumno un ordenador, en cada hogar una Gramática».

Coincidirás conmigo en que es indispensable y crucial conocer a la perfección el material con el que se trabaja, y estarás de acuerdo también en que la lengua es nuestra materia prima más básica, elemental, ineludible, irremplazable y fundamental. Es por todo ello (que no es poco) que insisto en la sugerencia o petición (¿no se escriben también ahora las cartas a los reyes magos?): Gramática para Todos.

Una observación final: desconozco si tienes o no ocasión de entremezclarte en los barrios con gentes venidas de América (nuestros hermanos de allá), pero debes saber en todo caso la grandísima pena que me causa escuchar cómo van perdiendo la riqueza, variedad y precisión de sus palabras una vez consumado el mestizaje con nuestros jóvenes. Creo que el problema no es de aquellos sino de estos que a velocidad de vértigo van jibarizando la lengua al ritmo del «idioma sms». Es ciertamente triste, y es, a la vez, una señal de alarma parpadeando angustiosamente. Un remedio, aunque no el único, creo que pudiera vivir en el título de este post.

Un abrazo muy fuerte Ángel, y lo dicho, para tí la primera canción de hoy.

PD: una petición más… Me estremece y entristece el cierto empanamiento de nuestros chavales con tanto tuenti, facebook, consolas, y demás. ¿No sería conveniente, primordial y urgente redactar para ellos una «gramática parda»?

A cuidarse!!!

 


Leave a Reply