Mar 15 2010

IVA

forges-el-grandeSi esas tres letras las mira un ojo derecho le parecerán acaparadoras y excesivas. Si las observa un ojo izquierdo su calificación será injustas e insuficientes. Si son los dos ojos los que las ven a la vez, nada verán porque la mirada se irá primero al bolsillo y a continuación y de inmediato al catálogo de improperios y dioses. Y la cuestión: ¿cómo lo verá el ojo que todo lo ve? ¿qué hará?

El ojo derecho, que sabe que juega en casa, demostrará nuevamente lo cómodo que se siente coqueteando con el populismo y la demagogia, y volverá a entregarse a ello por completo consciente de su potencial para horadar almas y para el rebañamiento electoral. Clamará que agrandar esas tres letras se llama sablazo, y proclamará que él (ojo derecho) empequeñecería el concepto y lo convertiría en letritas para los bares, los restaurantes o los hoteles.

El ojo izquierdo, consciente de que los tiempos van en contra suya hasta volver a llevarle al mismo borde de la utopía, tirará de la pedagogía más clásica de su condición de izquierda. Dirá y repetirá, inasequible al desaliento, cuan injusto es a veces el café para todos, y amartillará con metódico compás que si no queda otro remedio que tomar café todos pues que al menos paguen ese café los que más tienen.

Los dos ojos a un tiempo, sintiendo que el estrabismo se apodera de ellos, decidirán agazaparse en el estante de abajo,el-gran-jmorgan justo encima de la balda ‘resignación’. Desconfían al máximo de ellos mismos viéndose por separado, pero confían mucho en ambos a la par siempre y cuando sean capaces de impedir el paso al estrabismo. Están por todo ello en el quiero y no puedo, en el puedo y no quiero, el no sé si quiero y el no sé si puedo. Diabólico debate, desesperante territorio en el que mantener la lucidez es complicado, arenas movedizas en las que manotean para lanzar un mensaje claro y rotundo: esto de las tres letrazas o letritas es una bomba de efecto retardado que es recargada de pólvora cada vez que se paga por algo, y que cuando explote será la de rediós es cristo. Mucho más todavía, y siguen con su mensaje de SOS, cuando se produzca el inevitable redondeo porque saben, igual que tú y que yo, que si a la hora de ajustar las tres letras el resultado en los decimales es de por ejemplo 82 será subido ipso facto a 90.

¿Y el ojo que todo lo ve qué? Consultamos al oftalmólogo y su diagnóstico es revelador: está entre la miopía y la vista cansada, no afina en la distancia ni concreta en la cercanía. Debe decidir cuanto antes si se somete a una intervención o se pone gafas: lo primero, aunque conlleva un doloroso proceso de rehabilitación, es la mejor solución; lo segundo, si bien tiene  efectos inmediatos, puede conducir a la ceguera más pronto que tarde con el riesgo añadido de que sea irreversible.

A cuidarse!!!

 


Ene 29 2010

¿Y si no nos jubilamos?

pensiones

Charolito está que echa las muelas. Charolito suda cabreo concentrado. Escucha en la radio (¡como todos, incluidos los agentes sociales!) que se quiere retrasar la edad de jubilación hasta los 67 años, y, al momento, y de manera irremediable, clama a voz en grito: “¡¡¡me corto las venas o me las dejo largas!!!”.

Charolito, más currado que el azadón del tío Salustiano, se siente estafado y por ahí sí que no pasa. Entiende y defiende, siempre lo hará, que lo lógico sería justamente lo contrario: rejuvenecer el mercado laboral, llenarlo de energía  joven en vez de atestarlo de casi septuagenarios tan hinchados de experiencia como laboralemente desgastados. Charolito no da crédito. Él cree, y lo peleará con quien le pongan por delante, que adelantar la edad de jubilación permitiría que los que ya cumplieron sus misiones puedan poder disfrutar de lo que les quede de vida sin garrota ni pañales, dando paso al torrente de joven energía laboral que tanto se ha preparado y que tantas ganas tiene de dejar de comerse los mocos en aulas, bibliotecas, oficinas del Inem, o en ese territorio del “menos que mileurista”. Charolito está convencido de que sólo hay futuro en los que lo atesoran y no en quienes ya casi lo gastaron del todo.

Charolito está que echa las muelas. Pudiera llegar a entender que alargar el tiempo de vida laboral supone un monumental ahorro al estado, pero le parece una injusticia sideral porque él (y millones más) han ido pagando religiosamente al estado para poder tener una pensión con la que disfrutar (DISFRUTAR) sus últimos años, y si ahora le reducen esos años lo que le están recortando es su más que ganado derecho al disfrute. Charolito sí estaría de acuerdo con la medida si le devolviesen todo el pastizal que ha ido dando (quisiera o no) para una vez devuelto o bien guardarlo bajo el colchón y poder administrarse él mismo su pensión, o bien para invertirlo en algún fondo privado (¡¡¿¿privad0??!! Vade retro).

Charolito empieza a sentirse traicionado por el estado, y, como a eso se suma la sensación de estar a punto de convertirse en estafado sí o sí, grita con todas sus fuerzas: “por ahí no paso”.

Charolito, que sigue estando que echa las muelas, se está poniendo muy triste. Siente que el estado del bienestar puede estar a punto de ser aniquilado, y que tantos años de lucha para acumular conquistas sociales pueden ser tirados al retrete con la coartada de la crisis.

Charolito roza el llanto preso de la impotencia, y entre los sollozos que empiezan a apoderarse de su alma, exige que si el estado necesita pasta, que la necesita y a espuertas, meta mano de verdad a las indecentes SICAV, y atornille fiscalmente (también de verdad) a los que más tienen, a quienes por cierto se la pela que se retrase la edad de jubilación porque han amasado pasta de sobra para jubilarse cuando quieran.

Charolito es ya un clamor y al tiempo un torrente de furia volcánica: tendrá que currar más tiempo y sus nietos en el puto paro; cobrará menos pensión a pesar de que puso pasta a manta para tener una jubilación más que decente (o cuando menos decentilla); no tendrá el tiempo que se merece y se ganó para disfrutar de lo que fue invirtiendo (forzosamente, ¿o ilusoriamente?) de cada nómina; le roban, además, su contribución abnegada para tener un moderno estado del bienestar; y empiezan a fusilarle las conquistas sociales por las que tanto luchó.

Charolito, entre la depresión y la ira, intenta espantar como puede malas intenciones de todo tipo y condición como asetear “sicav-istas”,  crucificar banqueros, o banderillear políticos. Lo intenta pero le cuesta muchísimo porque mientras pretenden que él y muchísimos como él se mueran trabajando en el trabajo, acaba de oir en la radio que hay casi 4,5 millones de parados y cerca de 1,3 millones de hogares con todos sus miembros en el paro. 

Charolito es ya bestia indómita a punto de echarse al monte: toda la vida defendiendo que hay que trabajar para vivir y ahora resulta que quieren imponerle (imponernos) que hay que vivir para trabajar hasta practicamente morir en ello.

Charolito, en este punto, encadena sin cesar una ristra kilométrica de “in’s”: in-aceptable, in-decente, in-tolerable, in-justo, im-presentable, in…

arton2141

 

A cuidarse (si nos dejan)!!!


Oct 20 2009

Presupuestos: la política se hace carne

Llegó el momento de la verdad, el momento de mostrar las cartas boca arriba… Llegó el tiempo parlamentario de entonar-demostrar-exigir a voz en grito “caretas fuera”.

Comienza el debate de los Presupuestos, o lo que es lo mismo de poner negro sobre blanco lo que se quiere, lo que no se quiere, lo que se pretende… De hacer que la política se haga carne.

El gobierno debe precisar entre otras cosas aspectos tan importantes como su reforma fiscal: si los que más tienen pondrán más de verdad o les alinearán en el “paguemos a escote”, si se meterá mano a las SICAV y su tan necesario tesoro de casi 30.000.000.000 de euros, o si los “beneficios” que se perpetren tendrán en cuenta el nivel económico de los receptores o será (volverá a ser) café para todos… El gobierno también debe precisar qué va a pasar de verdad (de la buena) con la investigación y al tiempo con la educación.

Y la oposición, subsumida en del caso gurPPel y rehén de don vito y todos sus secuaces que son muchísimos,… la oposición debe precisar qué quitaría, de dónde lo quitaría, a quién se lo quitaría…; qué no haría, dónde dejaría de hacerlo, a quiénes no se lo haría… De dónde sacaría los cuartos si persiste en bajar los impuestos (¿de las SICAV quizás?)…

Muchas preguntas por responder al llegar el tiempo de la verdad y cuidadito con decir aquello de que “la verdad es relativa”. Por desgracia el sentido común infunde pesimismo pero por suerte el sentido común ordena que ya no cuelan los trileros y el trilerismo. Veremos.

Tres apuntes finales: el tercero de gurPPel y los dos primeros al rebufo de los presupuestos.

1/SÍ querríamos oir con detalle y poder de convicción qué se hará cuando pase la crisis y llegue el ajuste inevitable porque no hay que olvidar que cuando la recuperación empiece a cabalgar nosotros tendremos que apretarnos el cinturón hasta la asfixia para rebajar el déficit al 2% desde el 10 y pico…: una pasada.

2/NO querríamos oir al Rajoy de las frases ingeniosas (“la vida son resultados y los resultados son los que son”) dando su receta mágica para la recuperación y para el nuevo tiempo que entonces comience. A Charolito le cuentan de buena tinta que “el rehen de Camps, Costa, Correa, Alvarito, etc” estudia sesudamente como solución derribar las millones de viviendas que se hicieron y volver a construirlas.

y 3/INSULTANTE y hasta casi delictivo la explicación a qué es el cese temporal de Ric Costa: “el cese temporal supone que no da ruedas de prensa ni participa en actos electorales”. Sólo eso. Alguien de los suyos debería salir y empezar a partir la cara al montón de listillos que una vez forrados ahora se burlan con el mismo descaro con el que antes se lo llevaron.

 

A cuidarse!!!!

 


Sep 17 2009

Gripe A, instrucciones en Institutos: lavarse las manos cada 25 minutos

¿Era ésto lo que se pretendía, lo que se buscaba? Pensamos que no pero es en ésto en lo que ha desembocado la avalancha de información o casi mejor el batiburrillo de información.

“Instrucciones respecto a la Gripe A en Institutos”,  (y comentarios añadidos):

-llegar de casa inmaculados. (Habrá que supermadrugar y habrá que implantar disciplina castrense en los cuartos de baño con horarios perfectísimamente ajustados)

-llevar en la mochila un importante surtido pañuelos desechables y toallitas enjabonadas. (Pedazo de negocio el que van a hacer los fabricantes de esos productos, ¿bajarán los precios ante el forzoso incremento de la demanda o los subirán para forrarse?)

-lavarse las manos cada 25 minutos. (¿Durarán menos las clases? ¿Se pondrán lavabos en las aulas? ¿Habrá vigilantes de retretes para ordenar las avalanchas?)

-máxima y rigurosa disciplina en los estornudos; cabrá incluso la posibilidad de hacer un parte a aquellos alumnos/as que no estornuden en el antebrado. (¿de qué estamos hablando, de institutos o de cuarteles?)

-pupitres y mesas individuales y separados/as a un metro de distancia. (¡Viva la incomunicación, arriba el aislamiento!)

-prohibido compartir bolígrafos, lápices, estuches, cuadernos, libros… (¡Viva la incomunicación, arriba el aislamiento!)

-mantener una distancia prudencial en las conversaciones. (¡Viva la incomunicación, arriba el aislamiento!… ¿No sería más práctico sugerir una vuelta al alumno autodidacta? Puesto que se ha llegado a comentar lo del teletrabajo, váyase a la tele-escuela, ¿no?)

Bien, pues todo eso, y alguna cosa más, se ¿ordenó? ayer en un instituto madrileño. En dos palabras: alu-cinante. Y en otras dos: paqué-comentar. Lo dejaremos en “que no nos pase ná”.

A cuidarse!!! (sin dobles lecturas)

PD1: 1.000 millones de personas pasan hambre en el mundo. Vergonzoso. Más cuando en las SICAV ibéricas se agazapan casi 30.000 millones de euros. Sumemos a ese dineral el que se oculte en las SICAV planetarias y con el resultado total hágase un reparto virtual para los más necesitados. Con absoluta seguridad se acabaría con el sin duda más urgente problema de “recesiolandia”. Por cierto, los del G-20 o G-22 van a juntarse en breve, ¿a que no hay güevos a meter mano a esas siglas y con lo que esconden empezar de verdad a solventar injusticias?

PD2: hay liada ahí fuera una cojonuda sobre Zapatero. Charolito se remite y remite al post “política tabernaria y ebriedad mediática”


Sep 10 2009

Tanto por comentar. Tanto que callar. (…y una noticia “conspirativa”…)

Tanto que callar. Por respeto, por lealtad, porque no parezca que se practica la venganza. Por honestidad. Por aplicarse, aunque sea a ratos, aquella gloriosa frase de Corleone: “nunca digas en voz alta lo que estás pensando cuando estés con desconocidos”. Mucho que callar aunque cueste y duela; mucho que callar pero siempre teniendo clarísimo dónde están los límites de la paciencia.

Y tanto por comentar…: demasiado, excesivo, inabarcable. Desde lo de Benidorm y el transfuguismo, a lo de Obama y la sanidad; desde el fariseismo y la hipocresía por lo de la prostitución, al neofascismo contra Garzón. Mucho y tan importante como enjundioso; tanto que harían falta folios y folios y folios y folios y folios y …

Va a ser que no. No se soltará desde aquí hoy una chapa mayúscula aunque lo mismo sí una chapa por entregas en próximos días. Veremos.

Y mientras lo decido, sí tengo un par de apuntes además de una recomendación de las de obligado cumplimiento.

-apunte 1: nos suben los impuestos. Dicho en dialecto western, “se buscan 15.000 millones”. “¿Ande andarán?”… Pues los rastreadores no se han complicado la vida y han acordado sacarlos (a base de impuestos indirectos) de los bolsillos de todos con independencia de que sea el bolsillo de un parado o el de un banquero. Es lo mismo, el caso es pillar como sea aún a costa de cometer nuevamente la injusticia que supone pagar a escote y no de acuerdo a lo que se tiene. Se buscan por tanto 15.000 millones y los poco avezados rastreadores no tienen el valor de ir a buscarlos a donde deberían: en el fondo de reptiles (por usar el tópico) de las SICAV donde como aquí ya recuadramos se agazapan casi 30.000 millones que si no hago mal las cuentas es el doble de lo que se busca.

-apunte 2: ojo que esto es importante. Va de la campaña de acoso del PP y “sus” medios por lo del puño en alto de los dirigentes del PSOE tras la fiesta de la minería astur-leonesa en Rodiezmo el pasado domingo día 6. El lunes 7 fue cuando estalló la polémica que terminó de reventar el martes 8 y lo que Charolito ha sabido es que no parece que fuera algo improvisado sino al revés: planificado al detalle. El porqué a la sospecha lo encontró Charolito el día anterior a Rodiezmo, el sábado 5, cuando de buenas a primeras varios periodistas que acudían a cubrir el acto se interesaron vivamente por si Zapatero levantaba o no el puño al compás de la Internacional. Sucede que los que preguntaron ya habían estado en otros “rodiezmos” con lo que sabían (o deberían saber) la respuesta y por eso a Charolito le llamó la atención ese interés previo. No le dio más importancia en ese momento pero se acordó de ello (¡y vaya cómo!) cuando se montó la polémica sabiamente utilizada por el PP para, seguramente, enfriar la espectativa ante la comparecencia del Presidente del Gobierno en el Congreso en la que ellos, los populares, saldrían -a priori- trasquilados. Consiguieron su objetivo en tanto que lunes y martes casi que sólo se habló de puños en alto al compás de la Internacional, lo que lleva a concluir que el asunto tiene toda la pinta de haber sido diseñado con premeditación. ¿Quién lo azuzó? ¿quién lo diseñó? A esas preguntas Charolito no responde aunque intuya las contestaciones; Charolito se queda en el porqué el día antes de Rodiezmo ya había interés periodístico en lo que luego se hizo polémica. Charolito, desde su desconfianza, tiene claro que la noticia se preparó antes de que sucediese y a Charolito le preocupan esos “contubernios” que apestan a pasado alcanforoso.

-por último (¡¡¡por fin lo últitmo!!!)…: la recomendación de obligado cumplimiento. Un fabuloso artículo publicado hoy en el diario El País por Antonio Gutierrez-Rubí titulado “los errores de información del Gobierno”. Interesante sin duda, aquí está el enlace: 

elpais.com/articulo/opinion/errores/informacion/Gobierno/

elpepuopi/2009091elpepiopi_4/Tes

 

Que aproveche. Y a cuidarse!!!


Sep 4 2009

Es acojonante (1ª parte): ¡¿no pueden con las SICAV?!

“El gobierno descarta subir los impuestos a las SICAV por temor a una fuga de capitales”.

“Salgado descarta tocar las SICAV”.

¿Pero qué broma es esta? ¿Por qué no se quiere hacer si poder hacerse sí se puede? ¿Nadie ha pensado que no metiendo mano a lo que hay bajo esas siglas se puede volver a estar creando un monstruo como el que nos despeñó a lo más hondo de la crisis (excepto a los de las SICAV)?

 

subprime1

Ciertamente es increible, inaudito, y decepcionante. Que no nos digan que no se puede, que digan claro clarito que no quieren poder.

Y es una gran putada. Porque claro, uno echa cuentas y flipa: en España hay 3.369 SICAV con un total de 439.395 “socios” y manejan la bonita cantidad de 27.143.000.000 millones de euros que hablando en dinero son un poco más de 4.516.215.000.000 ……. de pesetas. Un pastizal  de dimensiones estratosféricas del que sólo ponen en la caja de todos, LA DE TODOS, el 1 % de lo que ganen moviendo ese dineral. Está claro que los “sicavrios” se rien de nosotros, pero está más claro aún, es una obviedad, la de cosas que se podrían hacer con esa multimillonada y la de empleo que crearía… Está claro que si se quisiera se podría meter mano a fondo sin que sea excusa (¿no suena más bien a coartada?) que hacerlo implicaría una fuga de capitales. Porque, digo yo: ¿no van a juntarse ahora otra vez los del G-20?, ¿no pueden acordar entre todos una acción conjunta para acorrarlar a las SICAV taponando de paso cualquier resquicio para la fuga, y eliminando al tiempo todos y cada uno de los posibles destinos de los fuguistas? Parece claro que si quisieran del próximo encuentro de “los del G-20” debería salir como titular “todos contra las SICAV, y todas las SICAV contra el hambre y la pobreza”

A mi (a nosotros) que no me digan (que no nos digan) que no se puede. No cuela.

A cuidarse!!!