Mar 17 2009

Y ahora van a por el sastre

¡Qué des-facha-tez!

Los “golfos apandadores” con el “don” al frente  escoltado por el de las chaquetas fantasía no cejan en su cacería contra quiénes han osado dejarles las vergüenzas al aire. Ebrios de fustigar a la justicia ahora la toman con el sastre del “valenciá” (cómo recuerda al contable “fileso”) y en el enésimo arrebato de soberbia y des-facha-tez le llaman de todo menos bonito por desvelar trapicheos y mangoneos. Enfervorecidos en el ratito largo que acuñó paco le dicen que ni es sastre ni testigo sino imputado, deslizan que hasta podría ser un chorizo, y, como la lengua de momento no le pueden arrancar aunque querrían, la califican desde mentiroso a ridículo. Lo hacen de forma coral aunque eligen como portavoz, ¡viva la des-facha-tez!, al “invasor” de Perejil y autor intelectual de uno de los mayores despropósitos que recordamos: lo del yak 42. ¡Qué lástima de gente! ¡Qué desvergüenza! Más les valdría confesar porque lo de encontrar las facturas es misión imposible y es además la punta de un iceberg bien conocido por ellos: las mentiras masivas.

PD: hoy, de La Discoteca de El Foro de Charolito, un temazo de una banda impresionante: los muy buenos colegas de Vetusta Morla con “sálvese quien pueda”.