Mar 21 2010

Misa de doce

No era en absoluto de misas y sucedáneos pero aquel domingo, sin saber porqué, decidió completar su paseo matutino camino del vermú acercándose a la iglesia. No fue consciente tampoco en ese momento de que las campanas no tañeron llamando a la oración, pero el detalle sí lo recordaría pasado el tiempo. Le extrañó, eso sí, que no hubiese nadie, absolutamente nadie, en la lonja que da la bienvenida al templo ni en el antepórtico cuyas escaleras en los días grandes de rito amontonaban, en pleno precalentamiento, decenas de fervores sinceros, fervores aprendidos, fervores impuestos y también fervores sobrepuestos. Entró, azuzado por la curiosidad, pero tampoco había nadie: ni feligreses, ni curas, ni monaguillos, ni capellanes, ni capillitas,… ni siquiera meapilas. Recorrió la planta rastreando cada rincón. Nada. Nadie.vangogh31

Salió pasados unos minutos y entonces se encontró al atravesar el pórtico, a cada lado de la escalera, a dos hombres. Se acercó al que le pareció más compungido y le preguntó si estaba ocurriendo algo. Su respuesta fue directa, como un disparo: “nos hemos dado la puntilla después de años de acuchillarnos a conciencia la conciencia, y disfrutando que es lo peor. Somos pasado pero nos hemos empeñado a ser un nefasto recuerdo del pasado, una terrible y abominable pesadilla. ¡Ni solos nos hemos quedado! porque nuestro castigo y nuestra penitencia es no estar ¡ni solos! Nos lo hemos ganado durante siglos siendo en todo momento plenamente conscientes de lo que hacíamos y sin querer hacer nada para remediarlo, no digo ya detenerlo. Nos hemos arrancado los ojos para no ver lo rematadamente bien que pecábamos pero en vez de arrojar los ojos al fuego los hemos resguardado en nuestros puños apretados para que viesen sin ver… Hemos apoyado, organizado y disfrutado guerras, infamias, dictaduras, crímenes, torturas, depravaciones… Hemos delinquido, injuriado, violado, robado… Y lo peor es que cada vez que hemos sido conscientes de lo que hacíamos sólo hemos querido taparlo, esconderlo, disimularlo o justificarlo; nunca repararlo… Sí, la historia es la que es y es como es pero es historia; lo peor, lo más irracional y terrible, es que el presente es casi más escalofriante: África, el SIDA, los preservativos, el aborto, salir a las calles en manifestación contra los gobiernos que no considerábamos de los nuestros, pedir descaradamente el voto desde los púlpitos… Insensateces, como más suave calificativo, que han actuado como espléndido abono para el recelo de la gente, al punto de autoinoculárnoslas con tanta eficacia que cada día hay menos sacerdotes y religiosos estando al mismo borde de convertirse, si no lo han hecho ya, en especies en peligro de extinción.  Todas esas han sido las cuchilladas que nos hemos ido dando pero extrañamente es tan insaciable la diabólica gula que nos posee almas y entrañas que hemos decidido apuntillarnos sin remisión con el repugnante catálogo de atrocidades que se están conociendo y ante las que nuestra reacción es únicamente pedir disculpas… ¿Disculpas?…, esa es la puntilla…: “discúlpennos por haber violado niños y niñas, por haber torturado a niños y niñas, por haber prostituido impúdicamente a la más tierna e inocente de las confianzas: las de los niños y las de las niñas”… Si cada cuál tiene lo que se merece, ¿qué nos merecemos?…”…

Al otro lado de la escalera, el otro hombre se relamía maliciosamente su sonrisa mirando de soslayo: saboreaba su victoria. 

 

 

A cuidarse!!!

 


Mar 10 2010

Perplejidades

12Empiezan a despuntar por el horizonte negros nubarrones atestados de desaliento y pespunteados en neurosis. Mal rollo. ¡Y enrevesado está lo de poner remedio! porque no hay que otro que hacerse enemigo de uno mismo y entonces sería peor el remedio que la enfermedad. A ver si viene ¡¡el calorcito!! ahora que ha vuelto el sol y ejerce de antídoto, aunque difícil lo tiene porque se ha hecho fuerte el puto azulejo tabernario que dice “hoy hace un día excelente, verás como viene alguno y lo jode”. ¿Y sabes qué es lo peor?…, pues que no es uno sólo el que viene y lo jode: ¡son manada! Veamos…: prensa de hoy…

“El Ejecutivo propone cárcel obligatoria para cargos corruptos”. Lo incomprensible y surrealista es que no lo fuese ya.

“El PSOE quiere evitar la prisión a los manteros”. Nunca es tarde si la dicha es buena pero a buenas horas mangas verdes: la semana pasada fue noticia la condena de 8 años de cárcel a uno de esos esclavos, de su “amo” nada se sabe.

“Más de 70.000 personas siguen sin luz en la provincia de Girona tres días después del temporal de nieve”. ¿Y por qué nadie ha dimitido todavía? Verás como en unos días apagan mediáticamente el asunto y aquí paz y después gloria, y a los damnificados que les den.

“Rajoy pide a Zapatero que invite a la disidencia cubana a la Fiesta Nacional”. ¿Lo hicieron ellos? ¿Por qué no deja de enredar y se pone de verdad a trabajar contra la crisis, so vago?

“La ONU también condena los nuevos planes de asentamientos de Israel”. Como siempre mucho lirili y poco lerele. Menos condenas y más actuaciones.

“El hermano del Papa Benedicto XVI explica en una entrevista que abofeteó a alumnos en una escuela alemana en la que dirigía el coro y en la que se cometían abusos físicos y sexuales, pero que no era consciente de la brutalidad que se ejercía en la institución”. ¡A la cárcel YA! ¡Y que su hermano le excomulgue de inmediato! ¡Al infierno!

“Carta de los actores en apoyo a Guillermo Toledo. Alberto San Juan, Lola Dueñas, Luis Tosar, y hasta 31 artistas dan su más firme apoyo al actor”. ¡Bien! Sin entrar a debatir sobre lo que dijo, ¡es indecente cómo se han cebado con él! Pero como no hay mal que por bien no venga, con la megademostración de inquina, la carcundia ha vuelto a poner de manifiesto las ansias de venganza que les corroe. ¡No les dejes, hazles frente!

“La novia de Nuñez Feijóo viajó a Roma como su colaboradora”. ¡Qué morrazo! ¿Y va a pasar algo? ¿Te imaginas la que montarían si lo hubiera hecho uno de izquierdas? Lo que no quieras para ti, no lo quieras para nadie.

“Corbacho recomienda suscribir planes privados de pensiones”. No hay charco y van y lo ponen. Ya lo dijo Corleone: “nunca digas en voz alta lo que estés pensando”. ¿No era la cosa trabajar más años? ¿En qué quedamos?

…Me voy…estambul

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A cuidarse!!!