May 13 2014

Yoro, un inmigrante en cayuco

1“Hoy vamos a viajar en un cayuco de 7 por 2 metros desde Mauritania hasta Canarias. 

Hoy nos metemos en la piel de un inmigrante.

Antes de subirnos al cayuco y acompañar, y presentar, a nuestro invitado y protagonista…, algún que otro dato importante:

-cada año, de media, entran en Europa cerca de 100.000 inmigrantes.

-cada año, de media, entran en España cerca de 5.000 inmigrantes.

-cada año, de media, mueren intentando llegar a Europa más de 1.500 inmigrantes.

-y un último dato: la gran mayoría, la gran gran mayoría de los inmigrantes que entran en Europa lo hacen a través de los aeropuertos. Apenas un 30 por ciento lo hacen en pesqueros, en pateras o en cayucos.

Cayuco…, definición: embarcación indígena de una pieza, más pequeña que la canoa, con el fondo plano y sin quilla. Hemos encontrado otra definición, quizás más gráfica: cayuco: barca grande o barcaza que se emplea en las costas atlánticas de África para la pesca artesanal y que habitualmente lleva un motor fuera borda.

2Es con esta con la que nos quedamos porque en algo así, de 7 metros de eslora y 2 metros de ancho, se embarcó nuestro invitado y 77 personas más la madrugada de un 10 de febrero del año 2009 en una playa de la localidad mauritana de Nuadibú. ¿Destino? Futuro y Libertad. ¿Objetivo? Dejar atrás hambre, guerra…, ausencia absoluta de futuro. Después de 4 días de travesía en alta mar, entre delfines y sorteando olas de 7 metros, con solamente agua, leche en polvo y dátiles…, el día de los enamorados del año 2009 arribaron en una playa de Tenerife. El sueño se cumplía, en su caso a la segunda, pero empezaba la odisea: detención, internamiento, riesgo de expulsión, traslado, acogimiento por parte de Cruz Roja, miedo de sentirse delincuente sin serlo, y por fin, en el barrio madrileño de Vallecas, en Entrevías, un hogar y una familia: la parroquia de San Carlos Borromeo. Y ahí, cariño, estudios, trabajo…, y un nuevo sueño: poder traer a su familia desde Gambia pero en avión y que aquí el-retorno-de-yoro[Interviú]puedan recorrer la ciudad en uno de esos autobuses turísticos de color rojo.

Tiene 24 años, nació en un pequeño pueblo de Gambia junto a la frontera con Senegal donde 6 meses trabajaba en el campo y los otros 6 subsistía…; a las 12 años emprendió su camino hacia un futuro, camino que le llevó a Senegal, a Guinea Bissau, a Guinea Conakry, a Mauritania y por fin, tras un primer intento fallido también en cayuco, Europa, España. Se llama Alhagie Yerro, todos le llaman YORO”.
Y ahora ya: ¡a escuchar!

Antes, te recuerdo: puedes escuchar Las Crónicas Del Vértigo los martes a las 11:30 en Las Mañanas de RNE. Además, puedes seguirnos en Twitter, @cronicasvertigo , y puedes contactar con nosotros y contarnos lo que quieras aquí: lascronicasdelvertigo@gmail.com

A cuidarse!!


Abr 25 2012

Radio Charolito “Santiago y cierra España: ¡no lo permitas!”


 

 


Ene 25 2010

El PP vuelve a echarse al monte

Lo cierto es que nunca dejaron de estar ahí arriba, porque es su habitat natural, pero de cuando en cuando les da el arrebato (el subidón de leche) y raudos y veloces emprenden la ascensión con Job al frente. Lo hacen con disciplina castrense-feligresa y en esta ocasión más henchidos de populismo que nunca como perfectamente dejan claro en sus cánticos y letanías. Los de esta ocasión tiene como estribillo “ni agua” y lo aplican tal que así: “al enemigo ni agua, al inmigrante (casi) ni agua, al delincuente ni agua, al currante… el agüita justita…”.

20060528190302-fachas12

El PP vuelve a echarse el monte y con toda la des-FACHA-tez posible (y más) emprenden la cruzada del desempadronamiento del inmigrante evidenciando que ellos les prefieren invisibles previa explotación esclavista porque tenerles currando en casa por cuatro euros sí pero ni un derecho a cambio que luego van y se lo quedan.

13El PP vuelve a echarse al monte y con toda la des-FACHA-tez posible (y más) se atrincheran en el tenebroso territorio de la seguridad/inseguridad ciudadana reclamando la cadena perpetua. Querrían mejor la pena de muerte pero eso canta demasiado, y de ahí que se enroquen en el “que se mueran en la cárcel”. Lo exigen ellos, la cofradía de los gurPPelianos, coqueteando siempre con las palabras delicuencia e inmigración que amasan, mezclan, y remezclan con absoluto descaro.

 

valencia1El PP vuelve a echarse al monte y con esa des-FACHA-tez que les brota a borbotones del hígado vuelven a conjugar en todas sus declinaciones los conceptos “abaratamiento del despido”, “escuchas ilegales”, “cambalaches terrorísticos”, “claudicaciones frente a los nacionalismos”, “la catalanidad”… Hasta filtrean con  total impudicia con el término “financiación”, ellos que son la cofradía de los gurPPelianos.

rajoy3cv913

 

Igual que la cabra, el PP tira al monte. No lo pueden remediar. Les gusta. Y ahora, cuando empiezan a despuntar las urnas en el horizonte, los PPopulares vuelven a echarse al monte con sus viejos uniformes, sus viejas proclamas, sus viejos planteamientos, y su viejo (y perpetuo) juego sucio. Avisados quedamos, óbrese en consecuencia.

 

 

A cuidaaarse!!!

 

20090708elpepivin_4