May 31 2014

Elecciones en el PSOE

Fotorgrafía diario El MundoNo son “generales”, que dicen que después lo serán, pero son elecciones y elecciones “casi generales”. Por primera vez los militantes, los “socios”, van a elegir al líder.

Ellos directamente, sin delegación de representación y voto. Eligen los que de verdad están porque quieren de verdad estar, pagando en dedicación y en metálico, en tiempo e ilusión; los que pasean y muestran por las calles lo que son mientras pelean ideológicamente defendiendo ideales y buscando adeptos a la causa. Los que se curran de verdad el partido sin cobrar por ello.

Por primera vez lo que es pura lógica y sentido común se hará realidad: los militantes eligen, deciden. Se acabó que la principal decisión política, la designación del líder, la decidan mil de entre 200.000. Ahora todos iguales: un militante, un voto. ¿Qué pueda haber bastante o mucho voto subjetivo? Podría, pero repartir entre 1000 es más cómodo y además no hay tanto para repartir entre tantos. Ahora por primera vez votan todos, a pecho descubierto, sin intermediarios.

Elecciones en el PSOE. Con todo lo que implica eso. Porque pespunteado lo que supone o puede suponer, unas elecciones implican programas (y promesas), campaña, debates, información a todo caudal… Sí que es cierto que en el club se conoce a todos los que pitan, suenan o destacan, pero lo cierto y verdad es que va a ser ahora cuando se midan de verdad, cara a cara, idea frente a idea, confianza frente a confianza, ilusión frente a ilusión. Distintas propuestas y varios aspirantes frente a un mismo auditorio, el mismo para todos, al que deberán convencer, conquistar. Una batalla política a campo abierto que para librarla en igualdad de condiciones tiene que contar con todos los medios posibles para que la información llegue fluida a cada uno de los 200.000 electores. Si hay elecciones tienen que haber campaña electoral para difundir y contrastar programas (y propuestas) a través de todos los canales y herramientas de comunicación, desde el mitin al whatsapp. Un ejercicio de pedagogía política que supondrá, además, que todos los focos informativos estén enfocando directamente y durante unos días al PSOE con el efecto mediático, quizás también el riesgo, que ello supone.

Elecciones en el PSOE, “casi generales”, en el mejor y más estratégico momento, cuando más falta le hace, cuando necesita con máxima urgencia una sobredosis ideológica que bombee autoestima política, y disuelva, tanto dentro como fuera, el certero “quiénes somos, …, a dónde vamos”.

Elecciones en el PSOE. No son “generales”, que dicen que después lo serán, pero son elecciones y elecciones “casi generales”. Veremos no sólo qué sucede en ellas ahora sino más tarde cuando, si se mantiene lo previsto, sean, entonces sí, generales, y entonces también los simpatizantes confirmen o revolucionen el resultado primario de este ejercicio democrático, que paradójicamente llama la atención por ser la primera vez que se hace y eso que se llama democrático.

 


Abr 20 2010

El ejército electoral

agencia-efe¡¡¡Fiiiirmes…arrrr!!!  “El batallón está listo, mi señor. Y al igual que éste, todos nuestros batallones”… “Pues hala, que empiecen las maniobras ¡¡ya!!”. Toque de corneta estruendoso y marcial recorrió ayer de principio a fin el maltrecho y por tanto encabronado espinazo gurPPeliano. La orden la dio el generalísimo Jóse ungiendo al capataz Nanin (re-ungiéndole) con su dedo señalador, ese que nunca jamás tocó moco, ni propio ni ajeno. A sangre y fuego se ordena, y en la proclama se recuadra y subraya que no se consentirá la más mínima duda por mínima que sea y que se castigará severísima y sumarísimamente a todo aquel del que se sospeche siquiera un atisbo de flaqueo. “Ni corrupciones ni pollas, mirada al frente y a arrasar urnas a destajo. La oportunidad nos llama y exactamente igual que hicimos y hacemos en multitud de batallas y asonadas, en esta también demostraremos lo que somos: un ejército electoral en el que hasta los tullidos deben combatir encarnizadamente para recuperar lo que por linaje nos corresponde y que nos fue robado por una cuadrilla de descamisados”.

Miedo da, terror causa, y pavor y pesadillas provoca el akelarre montado ayer por los guardianes del gurPPelismo. Rodearon, prietas las filas, al capataz re-ungido en un chou presidido por el gran amo y generalísimo de PPlandia que no fue otra cosa que el comienzo de (la guerra) la campaña electoral. Saben de sobra que tienen múltiples hemorragias corruptiles y es precisamente por ello que el cornetazo heló la sangre de los más dubitativos al ser llamados nuevamente a filas para el comienzo de una cruzada a degüello en la que cabalgarán a lomos de un cáncer económico que a todos afecta pero bastante menos a ellos que durante decenas de años impermeabilizaron sus alforjas a billetazo limpio, unas veces ganado y las más trincado.

La oportunidad es inmejorable con el rival grogui en mitad de la ciénaga y sus partidarios y seguidores rebelándose al mero instinto de taparse la nariz. Hay conatos, muchos, de deserción, y hay ambiente, excesivo, de desidiosa resignación. Es visible, no se disimula, y ahí están al acecho halcones y demás representantes del carroñerismo: con los baberos calzados y la nariz tapada dispuestos en cuerpo y alma a re-asaltar el poder a sangre y fuego; cueste lo que cueste.

Y es que, como en decenas de ocasiones anteriores, este abnegado e insaciable ejército electoral volverá a cuadrarse para desplegar todo “su” abanico de escaramuzas y artimañas, se blindará con corazas y trajes de neopreno para que les resbale no la sangre de otros sino su propia mierda gurPPelina, y acudirá en masa (ellos pasan lista) a las urnas para votar no ya a su re-ungido capataz sino a sus siglas que ahora son las que son pero que si las cambian nada pasa porque para ellos las siglas no dejan de ser la chapa identificativa (de quita y pon) de su gula genética por el poder, tanto el político como el económico o el que sea mientras sea poder, “su” poder.

Avisados quedamos. Ya han comenzado del todo a perpetrar su golpe…, perdón: su enésimo sablazo electoral.

A cuidarse!!!

PD: mención expresa y bien bien resaltada para el ministro Blanco, para Pepe, que con esto de las cenizas volcánicas (como antes con la empresa de Díaz Ferrán, los temporales de nieve, o los controladores, etc) ha demostrado nuevamente que es de los pocos que coge al toro por los cuernos, y de los pocos que sabe torear y torea. Con temple y seguridad, dando confianza. Chapó!!! Y que tomen nota… otr@s…

PD2: consejo, recomendación y…casi casi orden…: buena música y mejor letra en este enlace al espacio de mi buen amigo Antonio Martínez en nanosónico (pincha aquí). Bienvenido, suerte y ¡¡a por ellos!! garfunkel. (El enlace está también en el blogroll).

 


Mar 3 2010

PP y CEOE asaltan la cerrajería

1Su primera intención era acudir al cerrajero en busca de llaves electorales y especialmente la de Moncloa. Pero duró bien poco esa intención, para qué pedir lo que es nuestro, y la cambiaron por el asalto: a saco, al ritmo de botas claveteadas, sin piedad ni compasión.

Para llegar a ese episodio montaron antes, con viento a favor, una estrategia que debería de inmediato encender un montón de alarmas:

1/satanizar a los sindicatos tildándoles de fracasados, trasnochados, y, sobre todo, vagos. Aguirre y cierta prensa (prácticamente la mayoría) ejerciendo de arietes: que si los liberados sindicales son vagos a sueldo y enredas a conciencia, que si los sindicatos convocan manifestaciones que terminan siendo manifestaciones contra ellos mismos…

2/enviando comandos de avanzadilla vestidos de carroñeros en la crisis. Actuaron y actúan en varios frentes: desde algunos medios (prácticamente la mayoría) con portadas y titulares para encabronar al personal (véase la obsesión con el 11-M o con Felipe González, por no hablar de las cadenas en TDT); desde selectos clubes como el Círculo de Empresarios uno de cuyos portavoces casi casi rozó la invocación a la limpieza social subrayando con saña que en este país y en esta situación hay 8 millones de jubilados, 4 millones de parados, y 3 millones de funcionarios…, y que algo habría que hacer porque son muchos y cuestan mucho sin producir nada; o con infaustos personajes ávidos cada día de burlarse del personal como el del dedo alzado en un gesto que a la postre no deja de ser el aperitivo de lo que vendrá (o vendría)…

3/lanzando un día sí y otro también propuestas descabelladas en medio del páramo de las despropuestas: desde el contrato de esclavitud para jóvenes (contratos de seis meses y semimileuristas sin derecho a protección social alguna); a propuestas, dicen, para una reforma laboral eficaz en donde desvelan que por querer quieren hasta hacer negocio con el empleo (más cancha a las mutuas privadas para que metan en cintura a los absentistas que es como llaman finamente a los que ellos consideran vagos y aprovechados; más cancha a las agencias de colocación con ánimo de lucro; …).

y 4/acudiendo a reuniones de la comisión contra la crisis con un cuaderno (¿azul?) de propuestas que en realidad camuflan imposiciones porque ellos no negocian ya que negociar lo entienden como ceder y acordar y por ahí no pasan. De esta forma consiguen tatuar en las depauperadas y angustiadas conciencias sociales que ellos sí que proponen y que los otros no lo aceptan porque son soberbios y no tienen ni idea de qué hacer.

Así van preparando el asalto a la cerrajería. Una acción (que hasta evoca lo  golpista y lo castrense) encaminada no a buscar llaves, y mucho menos a pedirlas o ganárselas, sino a recuperar las que les fueron robadas. No verlo es querer ser ciego, y como es tan obvio y evidente convendría reaccionar ya: proponiendo de verdad y no quejándose, actuando decididamente porque ahora se puede, y tomando medidas hacia abajo y hacia los lados y no hacia arriba porque  ya se sabe que quien escupe para arriba en la cara le cae. Unos y otros, y no aquellos, tienen la palabra; a ver qué hacen.

PD1: interesante y recomendable el artículo de Luis Arroyo hoy en El País.

PD2: interesante, recomendable y muy acertado el serial del M2 de El Mundo sobre el centenario de la Gran Vía.

A cuidarse!!!


Feb 23 2010

Cándido y Toxo tienen una llave electoral

2009051812toxo123-F-10 (sin tejeros ni salvapatrias). Esta es la fecha elegida por los sindicatos para manifestarse contra los recortadores (reales o potenciales) de derechos: la primera de esta envergadura en este etapa de gobierno socialista. Significativo sin duda y desde luego justificado; el asunto además presenta una lectura interesante.

Una lectura a la que han dado pie esta mañana Cándido y Toxo, UGT y CCOO, con sus reflexiones sobre el actual minuto y resultado de la desazón económica que nos desintegra en todos los ámbitos: el económico por supuesto, pero también el social, el ideológico, y hasta “el vital”. Toxo dice que peor que el pensionazo es el plan de ajuste que supondrá recortes sociales, Cándido subraya que el gobierno ni siquiera cree en los acuerdos que firma; Toxo reclama que se actúe sobre los ingresos más altos, Cándido acentúa que el gobierno ni fú ni fá y la oposición no sabe por dónde va; y Cándido sentencia: “al gobierno le están empujando a que cambie de caballo en mitad de la corriente y la corriente se puede llevar al caballo” (y al gobierno).

Sabias, coherentes, realistas y gráficas reflexiones. Bajo ellas, la lectura: los sindicatos ahora mismo tienen una llave electoral.

El asunto es el siguiente. El barco, frágil aunque bien construido, libra una batalla brutal en medio de una feroz y despiadada tormenta. El timonel, cegado por olas de 4 millones de metros y angustiado por la zozobra armadora que amenaza con borrarle hasta los principios, da bandazos en mitad del fiero temporal. Sus grumetes, presos del desconcierto y rehenes del instinto de supervivencia, jalean al piloto sin discernir siquiera si es o no lo correcto: no hay que contrariarle, hay que salvar los muebles. La marinería, sumida en la estupefacción, reclama para actuar referencias claras y rotundas pero no las encuentra, y empieza a temer que no las haya. El timonel, al borde mismo de la desesperación, sabe que necesita ayuda pero no la pide. Los armadores, avaros y egoístas, se lanzan en tromba al mismo centro del desconcierto para forzar al timonel a que vire a estribor. Nadie les planta cara, el piloto empieza a sucumbir. El barco es un total desgobierno y el naufragio empieza a hacer presente de forma implacable. La marinería, atónita, es ya del todo consciente del desastre y empieza a vislumbrar un futuro no bajo el agua, que casi sería mejor, sino en una isla desierta de derechos ganados a pulso, cercenada de bienestar conseguido con su esfuerzo, huérfana de progresismo. La marinería se ve ya sometida durante una larga temporada al poder de los armadores y sus corifeos, muchos de ellos arribistas: una carcundia sin escrúpulos que enterrará bajo toneladas de revanchismo todos los avances que menguaron las prerrogativas de su alcurnia. La tempestad no cesa y aparecen fariseos que la encabritan todavía más para seguir forzando al timonel a que no deje de virar a estribor engatusándole con chantajistas cantos de sirena. Han hecho presa y le hacen dudar, sienten que están consiguiendo su objetivo ante la impotencia de los grumetes y lugartenientes del timonel que por no atreverse ni se atreven a llevarle la contraria. El desastre está a punto de consumarse, en presente pero también en futuro, y es en ese momento cuando la marinería salta como un resorte y se abalanza en tromba al timón para forzar un rotundo e inflexible viraje a babor. Un giro de no retorno.

Moraleja: la salida de esta tormenta (de este cenagal) debe ser por babor (por la izquierda), y debe ser una salida tan coyuntural como prolongada en el tiempo. A estribor se retrocede y la marcha atrás se llevará por delante mucho de lo conseguido; a babor se avanza y en el progreso se salvaguarda lo logrado por la mayoría para la mayoría.

Cándido y Toxo tienen una llave electoral, y puede estar llegando el momento (si no lo ha hecho ya) de usar la movilización para forzar el viraje a babor so pena de acabar en la isla de “san estribor” durante una larga e infausta temporada.

A cuidarse!!!

 


Ene 25 2010

El PP vuelve a echarse al monte

Lo cierto es que nunca dejaron de estar ahí arriba, porque es su habitat natural, pero de cuando en cuando les da el arrebato (el subidón de leche) y raudos y veloces emprenden la ascensión con Job al frente. Lo hacen con disciplina castrense-feligresa y en esta ocasión más henchidos de populismo que nunca como perfectamente dejan claro en sus cánticos y letanías. Los de esta ocasión tiene como estribillo “ni agua” y lo aplican tal que así: “al enemigo ni agua, al inmigrante (casi) ni agua, al delincuente ni agua, al currante… el agüita justita…”.

20060528190302-fachas12

El PP vuelve a echarse el monte y con toda la des-FACHA-tez posible (y más) emprenden la cruzada del desempadronamiento del inmigrante evidenciando que ellos les prefieren invisibles previa explotación esclavista porque tenerles currando en casa por cuatro euros sí pero ni un derecho a cambio que luego van y se lo quedan.

13El PP vuelve a echarse al monte y con toda la des-FACHA-tez posible (y más) se atrincheran en el tenebroso territorio de la seguridad/inseguridad ciudadana reclamando la cadena perpetua. Querrían mejor la pena de muerte pero eso canta demasiado, y de ahí que se enroquen en el “que se mueran en la cárcel”. Lo exigen ellos, la cofradía de los gurPPelianos, coqueteando siempre con las palabras delicuencia e inmigración que amasan, mezclan, y remezclan con absoluto descaro.

 

valencia1El PP vuelve a echarse al monte y con esa des-FACHA-tez que les brota a borbotones del hígado vuelven a conjugar en todas sus declinaciones los conceptos “abaratamiento del despido”, “escuchas ilegales”, “cambalaches terrorísticos”, “claudicaciones frente a los nacionalismos”, “la catalanidad”… Hasta filtrean con  total impudicia con el término “financiación”, ellos que son la cofradía de los gurPPelianos.

rajoy3cv913

 

Igual que la cabra, el PP tira al monte. No lo pueden remediar. Les gusta. Y ahora, cuando empiezan a despuntar las urnas en el horizonte, los PPopulares vuelven a echarse al monte con sus viejos uniformes, sus viejas proclamas, sus viejos planteamientos, y su viejo (y perpetuo) juego sucio. Avisados quedamos, óbrese en consecuencia.

 

 

A cuidaaarse!!!

 

20090708elpepivin_4

 


Jun 21 2009

La jugada de Gallardón

Gallardón vuelve al gimnasio. Anunció el otro día su intención de aspirar de nuevo a la alcaldía de Madrid y eso ha habido quien lo ha interpretado como la resignación antesala del fracaso, como el más vale lo malo conocido que lo bueno por conocer,… como que se terminó su “aspiración”. Pudiera ser pero no cuadra porque en él es más fuerte la ambición que la aspiración.

Gallardón vuelve al gimnasio. Lo hace para volver a coger masa electoral, musculatura electoral, pedigrí electoral que a fin de cuentas es lo que únicamente domina entre los suyos. Cogerá cuerpo electoral por enésima vez pero en esta ocasión su jugada es, será, la definitiva, su jaque mate. Por delante tiene tiempo, mucho tiempo, y su jugada a los suyos les joderá pero estarán con él el día de las urnas, mientras que a los de enfrente les acojona, una vez más. Esos elementos son los que rumiará todos y cada uno de sus minutos de gimnasio con el siguiente planteamiento: “gano, vuelvo a ganar la ciudad de Madrid, y despedazo, vuelvo a despedazar a quien los socialistas designen buque insignia de su enésimo naufragio. Así de fuerte estaré en 2011, a un año vista de las generales, y entonces me activaré hacia ese horizonte, mi ambición. Lo haré más que presumiendo de lo conseguido, algo que nunca hice de verdad, y, vestido de trituradora de votos y de socialistas, llegará el momento que más he temido pero al que ya no puedo volver a renunciar so pena de la desintegración: daré el golpe, me plantaré. Diré con pruebas irrefutables que ya está bien, que nadie ha hecho ni hace lo que yo, que guste o no guste tengo más pedigrí electoral que nadie. Ese será mi momento y daré el golpe total plantando cara a quien sea y retando a muerte al que se ponga por medio. Un año tendré para culminarlo, pocos meses para ejecutarlo. Es mi jugada, mi última jugada y será a todo o nada, jaque mate”.

Gallardón vuelve al gimnasio. Y los suyos, por jodidos, hablarán, enredarán, debatirán…; amplificarán el movimiento. Los otros entre tanto, los de enfrente, volverán a buscar mil y una recetas para anestesiar el acojone, y obsesionados en ello, muy posiblemente se les volverá a pasar el arroz sin haber dedicado algún que otro instante a reflexionar sobre conceptos vitales y hasta simples que estuvieron en sus cimientos y de los que incompresiblemente renegaron a base de arrebatos de soberbia: la humildad, el respeto, el escuchar mucho y con atención a los afuera, el contar de verdad con la gente… Lo mejor es que hay tiempo, lo peor la altivez. Gallardón ha vuelto al gimnasio, allí prepara su jugada (o sus jugadas).

PD: queda mucho por saberse.