Abr 20 2010

El ejército electoral

agencia-efe¡¡¡Fiiiirmes…arrrr!!!  “El batallón está listo, mi señor. Y al igual que éste, todos nuestros batallones”… “Pues hala, que empiecen las maniobras ¡¡ya!!”. Toque de corneta estruendoso y marcial recorrió ayer de principio a fin el maltrecho y por tanto encabronado espinazo gurPPeliano. La orden la dio el generalísimo Jóse ungiendo al capataz Nanin (re-ungiéndole) con su dedo señalador, ese que nunca jamás tocó moco, ni propio ni ajeno. A sangre y fuego se ordena, y en la proclama se recuadra y subraya que no se consentirá la más mínima duda por mínima que sea y que se castigará severísima y sumarísimamente a todo aquel del que se sospeche siquiera un atisbo de flaqueo. “Ni corrupciones ni pollas, mirada al frente y a arrasar urnas a destajo. La oportunidad nos llama y exactamente igual que hicimos y hacemos en multitud de batallas y asonadas, en esta también demostraremos lo que somos: un ejército electoral en el que hasta los tullidos deben combatir encarnizadamente para recuperar lo que por linaje nos corresponde y que nos fue robado por una cuadrilla de descamisados”.

Miedo da, terror causa, y pavor y pesadillas provoca el akelarre montado ayer por los guardianes del gurPPelismo. Rodearon, prietas las filas, al capataz re-ungido en un chou presidido por el gran amo y generalísimo de PPlandia que no fue otra cosa que el comienzo de (la guerra) la campaña electoral. Saben de sobra que tienen múltiples hemorragias corruptiles y es precisamente por ello que el cornetazo heló la sangre de los más dubitativos al ser llamados nuevamente a filas para el comienzo de una cruzada a degüello en la que cabalgarán a lomos de un cáncer económico que a todos afecta pero bastante menos a ellos que durante decenas de años impermeabilizaron sus alforjas a billetazo limpio, unas veces ganado y las más trincado.

La oportunidad es inmejorable con el rival grogui en mitad de la ciénaga y sus partidarios y seguidores rebelándose al mero instinto de taparse la nariz. Hay conatos, muchos, de deserción, y hay ambiente, excesivo, de desidiosa resignación. Es visible, no se disimula, y ahí están al acecho halcones y demás representantes del carroñerismo: con los baberos calzados y la nariz tapada dispuestos en cuerpo y alma a re-asaltar el poder a sangre y fuego; cueste lo que cueste.

Y es que, como en decenas de ocasiones anteriores, este abnegado e insaciable ejército electoral volverá a cuadrarse para desplegar todo “su” abanico de escaramuzas y artimañas, se blindará con corazas y trajes de neopreno para que les resbale no la sangre de otros sino su propia mierda gurPPelina, y acudirá en masa (ellos pasan lista) a las urnas para votar no ya a su re-ungido capataz sino a sus siglas que ahora son las que son pero que si las cambian nada pasa porque para ellos las siglas no dejan de ser la chapa identificativa (de quita y pon) de su gula genética por el poder, tanto el político como el económico o el que sea mientras sea poder, “su” poder.

Avisados quedamos. Ya han comenzado del todo a perpetrar su golpe…, perdón: su enésimo sablazo electoral.

A cuidarse!!!

PD: mención expresa y bien bien resaltada para el ministro Blanco, para Pepe, que con esto de las cenizas volcánicas (como antes con la empresa de Díaz Ferrán, los temporales de nieve, o los controladores, etc) ha demostrado nuevamente que es de los pocos que coge al toro por los cuernos, y de los pocos que sabe torear y torea. Con temple y seguridad, dando confianza. Chapó!!! Y que tomen nota… otr@s…

PD2: consejo, recomendación y…casi casi orden…: buena música y mejor letra en este enlace al espacio de mi buen amigo Antonio Martínez en nanosónico (pincha aquí). Bienvenido, suerte y ¡¡a por ellos!! garfunkel. (El enlace está también en el blogroll).