Abr 21 2010

Patente de corso

agencia-efe1No cabe en cabeza humana, siempre y cuando esté sana, que nada de nada le pase a este señor de la foto que no se llama Alí Babá pero podría. Fue lo más y ya no lo es aunque lo sigue siendo, y ahí está precisamente el quid de la cuestión: ¿por qué sigue paseándose tan pancho con la que ha liado y sigue liando?

Sus andanzas (¿fechorías?) fueron adelantadas hace meses en este sitio en el que ahora te encuentras, y desde entonces sus andanzas (¿fechorías?) no sólo no han menguado sino que se ha multiplicado exponencialmente, y lo que rondaré morena. Centenares de millones no pagados a la seguridad social, cuatro empresas quebradas, trilerismo multimillonario en Caja Madrid siendo consejero de la entidad…; decenas de miles de ciudadanos estafados sin piedad, miles de trabajadores arrojados al infierno del paro, decenas de instancias oficiales timadas, estafadas y toreadas… ¡Menudo curriculum! ¡Y menudo ejemplo! porque el señor en cuestión es presidente de los empresarios españoles. ¡Qué imagen! ¡Qué país como diría el gran Forges!

Y es que claro, no cabe en cabeza humana, siempre y cuando esté sana, que si todo ese bandolerismo de cuello blanco lo hubiera perpetrado cualquier empresario, pudiera seguir paseándose tan pancho y tan chulín. ¡¡¡No!!! Si ese tratado completo de mangoneo a escala máxima lo hubiera cometido cualquier otro empresario, incluso no empresario, estaría si no preso a punto de estarlo. Si toda esa enciclopedia del engaño, el saqueo, y la mentira lo hubiera perpetrado cualquier otro empresario, incluso no empresario, estaría hace tiempo apartado de la sociedad y viviendo entre cartones, o se habría fugado. Si todo ese catálogo completo de trapisondas, sisas y rapacerías lo hubiera protagonizado cualquier otro empresario, de inmediato hubiera sido crucificado por sus representados, so pena que tengan tanto que ocultar como su amo.

Es inaudito, es indecente, es impresentable, y es incomprensible. ¿Por qué esa patente de corso?, ¿quién se la concedió?, ¿cuánto más le va a durar?… Es…: ¡¡¡ lamentable !!!… Mucho más cuando abres el diario y lees “los carteristas irán a la cárcel durante los fines de semana”. El mensaje está claro: déjense de carteras y acometan la limpieza a gran escala, verán que nada les pasa. El señor de la foto es el ejemplo. (Y los de la gurPPel ni te cuento).

A cuidarse!!!