May 1 2010

La cuadratura laboral

forges-el-paisPrimero de Mayo, Día del Trabajo… ¡qué sarcasmo! Debería ser día del paro o día del parado, sería lo más preciso que no lo más justo porque acabamos de saltar la barrera psicológica del 20% y esa indecencia tan inaceptable como impresentable se traduce en que la hedionda ciénaga de la crisis se ensancha y se ahonda, y que los millones que en ella están se sienten tal que en un enorme barril de mierda con la mierda llegándoles ya al labio superior y una enorme y afilada cuchilla pasando a ras cada bien poco obligando a sumergirsea fondo en la mierda pinzándose la nariz. Así una y otra vez con sistemática precisión, aunque con unos malditos y agónicos segundos para poder observar con saña el frenético frotar de manos de la cuadrilla de desalmados que con una mano manejan la cuchilla y con la otra teclean avariciosamente sus cajas registradoras.

Primero de mayo, Día del ¿Trabajo?… En el horizonte, entre los hilillos de mierda que persianean la visión, se atisba la reforma laboral que se va a perpetrar y cuya catalogación pivota entre la puntilla y el acabose. Lo que se pergeña, y lo que se va a inyectar a las bravas en la famélica clase trabajadora, es o será la cuadratura laboral: un imposible cincelado a martillazos empresariales con la aquiescencia de quienes jamás deberían consentirlo y tolerarlo, lo digan el obama o la merkel y sus porqueros. Y es que semejante asalto a mano armada, cuyo parte final dirá “cautivo y desarmado el ejército obrero, las tropas empresariales han alcanzado sus últimos objetivos laborales. La cuadratura ha concluido”, supondrá (sí o sí, menudos son estos) un abaratamiento del despido y un abaratamiento del salario pero NUNCA JAMÁS un abaratamiento de los beneficios ni un abaratamiento del tiempo de curro sino todo lo contrario. Dicho de otra forma: menos pasta por despedir, menos pasta por currar, más pasta para el amo, y más curro para el currante. ¡Qué indecente! ¿Qué será lo próximo, además de puta la cama?

Primero de Mayo, Día del Trabajo cuando el 20 % por ciento de los trabajadores, 1 de cada 5 que se dice pronto, no tiene trabajo, está parado. Primero de Mayo, Día del Trabajo, y en los periódicos noticias tan alentadoras como estas:

-“Alfredo Sáenz, consejero delegado del Banco Santander, se jubilará con una pensión de 85,7 millones”, que hablando en dinero, que jode más, son  14.259.28o.ooo de pesetas…, de pensión.

-“La Caixa gana un 11,4% menos”, que leído así puede inducir a la pena pero que en realidad es una incitación a la rebelión porque la tal caixa ganó entre enero y marzo 502 millones, que hablando en dinero, que jode más, son 83.525.000.ooo de pesetas (28 mil millones de pesetas al mes, casi mil millones al día).

¡Cuánto animan esas noticias! ¡Cómo animan esas noticias! ¡Qué torrente de alegría producen esas noticias a los 4,6 millones de parados, o a los 1,8 millones que llevan un año sin encontrar empleo! Pero que no se preocupen, que para ellos y para los demás se avecina una cuadratura laboral de no te menees.

Primero de Mayo, día ¿del trabajo o del paro?… Como le decía a Charolito un buen amigo sindicalista, “salud y revolución”. ¡¡¡Pues a ver dónde están!!!

PD: qué lince tan astuto el que ideó filtrar los datos del paro días antes de cuando deberían hacerse públicos, debería llamarse abundio. Pensó que superando el paro el 20%  y siendo el viernes (ayer) el día oficial de hacer público el dato, eso sería espolear las manifestaciones y ganarse un 1 de mayo de estruendo máximo . Por eso, siguió ¿pensando?, lo filtramos y para el día de las manis habrá gritos pero no estruendo. ¡¡Eureka!!, gran acierto el de abundio: ha conseguido no uno sino varios días de estruendo y, además, de encabronamiento exponencial. ¡¡¡Bravo, qué lince!!!

 

A cuidarse!!!