Animando al suicidio colectivo

suicidio-colectivo1¡Éramos pocos y parió… un listo!

Por si no tuviéramos suficiente con la penuria, la estrechez, la privación y la desdicha, va esta mañana el periódico y nos escupe en el mismo centro de nuestra depauperada alma un artículo titulado “2010, el año del crash“. Un manojo de presuntas ¿sesudas? reflexiones que en realidad es una manada (¿o piara?) de nefastos augurios mega-catastrofistas que pudiera ser que se cumplieran… o que no. Especulaciones (¡ojalá!) en suma que desde luego contribuyen como pocas cosas ahora mismo a la depresión y que animan encarecidamente al suicidio colectivo.

Dice el firmante cosas de este paño, retengan cada frase y tortúrense sin piedad haciendo prácticas para cuando se tropiecen con él por cualquier calle: “¿España? Le irá todo peor que a la mayoría debido a su particular modo de hacer las cosas: actividades intensivas en factor trabajo, generadoras de bajo valor añadido y proporcionalmente  más dependientes que otras del exterior y del crédito. Para 2010 estimo que el PIB español experimentará una tasa de variación de entre el -4,4% y el -4,2%. Y nuestra tasa de desempleo se situará entre el 22,0% y el 23% de la población activa, y ello sin considerar ni el desempleo encubierto ni el subempleo. Una joya de año, vamos (y será el principio)”.

Rajoy no lo hubiera dicho mejor. Ni Ásnar siquiera y ya es decir.

¡Es fantástico! Necesitamos como estamos más que de sangre, de confianza y de certidumbre, y viene el pájaro vestido de cuervo y nos jode vivos (moribundos mejor).

Como diría mi tía, “estamos apañados”. Y ojo que hay que ponerse en lo peor porque Nanín amenaza con presentar propuestas (sí, PROPUESTAS) en el debate económico de este miércoles en el congreso. ¿Propuestas como que nos prostituyamos a destajo todo quisqui? Mejor no pensarlo porque corremos el riesgo de cometer algún crimen execrable… Y eso cuesta… Y pasta no tenemos porque la tienen un puñaito de apandadores impunes (¿es que nadie va a hacer nada?) que encima se parten la polla de risa viendo como nos vamos a tener que empezar a recortar las mismísimas tripas de tanto recortesobrerecorte. ¡Qué asco!

A cuidarse!!!

 


Leave a Reply