Convertir la procesión en manifestación

Penosa y patética la última de los curas: convertir las procesiones de semana santa en manifestaciones contra la ampliación de la ley del aborto. Se trata sin duda de una repugnante utilización de un símbolo y de un ritual, y olvidan con toda la intención que son muchas las personas que participan en ese rito y tradición, aunque no sólo lo olvidan sino que además «obligan» a convertirlo en protesta, en rechazo a un derecho que «ellos» dicen que no lo es pasándose por el forro de… la sotana lo que decide la representación de la soberanía popular. Algo, por cierto, con mucho tic golpista.

Sea como fuere lo van a hacer, o lo van a imponer, y no sería descartable que en su frenesí medieval acuerden incluso prender lemas y pancartas en la macarena, la esperanza de triana, o el cristo de los gitanos. Eso sin contar con que uniformen a penitentes y costaleros; todo se andará.

A rebelarse toca y bien bonito sería ver contraprocesiones aunque si las hubiere no serían contabilizadas porque lo incuestionable, dicen fuentes bien informadas, es que han «fichado» a la cuentamanifestantes más señera, mi «espe», para que certifique con su ábaco que donde hay uno sean ciento. El resultado, ya imaginan: «millones de personas se manifiestan contra Zapatero y contra la ampliación de la ley del aborto y aunque no sepan que lo han hecho lo cierto es que lo han hecho al tiempo que procesionaban».

Patético y penoso.

 

PD: seguimos esperando las facturas de paquito «el valensiá», van ya 34 días aguardándolas. 

PD2: grandes besos y abrazos a Conchita, Desaaastra, Andrea, Maria José, Sara, Mar, Rubén, Javier, Vicente, Germán, Paco,…y todos aquellos que ya han pasado y pasarán por este Foro.

PD3: de la Discoteca, hoy,  Kings Of Leon, imprescindibles.


2 Responses to “Convertir la procesión en manifestación”

  • Rubén Regalado Says:

    Kings of Leon, imprescindibles no, imprescindibilísimos.
    Me pasa una cosa con la procesiones, que me dan exactamente igual, quiero decir, ni siquiera me interesan como manifestación social o como algo que, innegablemente, tiene cierta belleza. Ni me emocionan ni me interesan a pesar de haberlas visto en Granada y en Sevilla.
    Bueno, a lo que iba. Desde luego la campaña es de una maldad perversa, incluso para los cachorros de Ratzie. Imagínate a ese pobre guri, flipando con la Macarena y que pregunte, y esos lazos blancous? pour que? y al ferviente de al lado respondiendo: es contra el gobierno, que quiere asesinar no natos.
    Sería interesante desde luego una manifestación alternativa, simultánea a las procesiones y con preservativos de color púrpura cardenalicio prendidos en la solapa a modo de lacitos de protesta.

  • Javiert Says:

    Rubén,
    Ya te digo: tu nunca tuviste alma de español. Un buen español no puede dejar de emocionarse con una buena procesión. Con una buena misa. Con una buena homilia. (¿con una buena hostia?).

    Aunque también es cierto que no se pueden pedir peras al olmo (y de eso sabe mucho Ana Botella). De la misma manera que el Real Madrid solo puede pedir que se esté con Florentino y su «ansia de negocio», los curas no pueden estar a favor del aborto. O de los maricones como yo. Ya se sabe: ¡contra natura -la de los curas y la mia- tururua -o algo asín!.

    ¡Anda que no te queda mili, Rubén!.

    Me voy que tengo zanja.

Leave a Reply